Ahora en directo
Programación Musical
 
FTV 4.0
 
‘Fuerteventura en música’ congregó a 12.000 personas en El Cotillo

Los Servicios de Emergencia atendieron a diez personas por contusiones o exceso de bebida durante los dos días. El civismo y el respeto convivieron durante dos noches en las que no se produjeron ni altercados ni peleas

Nada que lamentar y mucho que repetir. El Festival ‘Fuerteventura en música’ congregó en su séptima edición a unas 12.000 personas, según apuntó la Policía Local de La Oliva y los Servicios de Coordinación de Seguridad, que estimaron que el viernes acudieron en torno a las cinco mil personas y el sábado unas siete mil, una cifra algo inferior a la del año anterior.


A destacar el respeto y el civismo de los asistentes con el medio ambiente, que corearon y se divirtieron con los ritmos cambiantes de la noche, pero en ningún caso se produjeron altercados ni peleas. Eso sí, el beber de forma excesiva provocó que se tuvieran que atender en los Hospitalitos ambulantes a diez personas a lo largo de las dos noches del festival. Un dedo roto, curas por caídas y una hipotermia fueron los casos más destacados según informaron los Servicios de Coordinación de Seguridad.


La alcaldesa de La Oliva, Rosa Fernández, expresó su satisfacción por el desarrollo del ‘Fuerteventura en música’, un festival que durante dos noches ha ofrecido un buen aliciente cultural al turismo que nos visita, al tiempo que proporciona a los comerciantes y restauradores del pueblo de El Cotillo unos ingresos extras en estos tiempos de crisis.


El majorero David Armas y su banda abrieron el camino a la Shica, quien el viernes como cantante y el sábado como presentadora, se metió al público en un bolsillo con su provocación descarada y sincera. Incluso llegó a hacer fotos del público “para colgarlas en el facebook”, dijo. Antes de salir al escenario, la cantante ceutí se santigüó para espantar los malos espíritus. Vestida de azul turquesa con zapatos a juego, dio vida a unas performances muy personales y cantó desde el chotis pop “El baile de la tía que se anima en las bodas” hasta “El te quiero mucho pero no pa’ to’ los días”.

Dignos sucesores de Bob Marley, presente y futuro de la música jamaicana, Luciano & Turbulence junto a la orquesta The Messenger Band dejaron bien alto el pabellón del reggae en una actuación en la que el paroxismo del mensaje les hizo dar saltos en varias ocasiones.


A todo esto, el magnífico Maga Bo iba llenando los huecos entre actuaciones con unas mezclas que hicieron las delicias del público. Como colofón de la primera noche, Los Delincüentes no sólo ofrecieron un espectáculo erótico festivo como prometieron, sino que El Ratón y El Canijo terminaron dándose un baño de multitudes. Verdadera agüita fresca para el alma.


En la noche del sábado, la profundidad de la percusión africana se subió a las tablas del escenario y desde allí lanzó gritos de socorro por un continente asfixiado por los intereses económicos ajenos.


Los congoleños Conono dieron fe de que se puede hacer buena música con instrumentos no convencionales, aunque fueron los Daara J. Family quienes movieron los pies de la gente con su ritmo puro de Senegal.


Llegó el turno a Tony Allen, bien arropado por su banda formada por músicos franceses y de Nigeria, Camerún y Martinica. Una delicia para los sentidos y todo un lujo para El Cotillo.

Del adiós se encargaron los ganadores del Grammy Latino, Los amigos invisibles, un grupo venezolano que sabe muy bien cómo subir la bilirrubina.

amgm el 05/07/10 a las 13:55, 3 comentarios | vista 91 veces | 1 votos | valor 1


Comentarios
por anónimo el 05/07/2010 a las 17:45  
Valor   -1     | 
#1

ESTUVO MEJOR LA QUEDADA QUE ORGANIZO AGUEDA MONTELONGO.

por anónimo el 05/07/2010 a las 19:30  
Valor   0     | 
#2

Yo estube alli, y no habian mas de 3000 personas

por anónimo el 05/07/2010 a las 20:10  
Valor   1     | 
#3

a la quedada de agueda fueron mas de 15.000 personas

 
Debes iniciar sesión para poder realizar comentarios o registrarte si aún no tienes cuenta en rtvaguacabra.com, ¿Por qué?